La vida es sueño y el CrossFit sueños son

‘Y los sueños, sueños son’.
O eso decía Calderón de la Barca.
El caso es que me pasa a menudo que sueño con CrossFit. Sueño que hago movimientos increíbles, sueño que tengo aguante ilimitado, que no me canso, que domino las barras con peso pluma.
En el parque donde paseamos con nuestra hija todas las tardes hay una estación de entrenamiento de calistenia llena de barras. Es nuestra televisión. Nos quedamos embobados viendo a los niños de 15 a 20 años girar, saltar y hacer planchas espectaculares encima, debajo y en el lado de las barras.
Hay días en los que nos animamos y jugamos con ellos a hacer escaleras de dominadas o intentamos practicar front levers (imposible) en las barras de fondos.
Hoy he soñado que hacía muscle up estrictos en barra. Como un colibrí.
Subía y bajaba sonriendo, sin que las venas de mi cuello y de mi cabeza estuvieran a punto de estallar.
Era maravilloso. Lo grababa con el móvil para dejar constancia.
Al despertar, no había nada en el móvil.
Sigo sin ser capaz de hacer muscle up estrictos en barra.
Habrá que seguir soñando… o seguir peleándolo.

Y vosotros, ¿soñáis con CrossFit?

1 me gusta