Revisión zapatillas Crossfit. Capítulo 2. Reebok Crossfit Nano Pump 3.0


#1

Continuando con nuestra revisión de zapatillas vamos a cambiar radicalmente de estilo.
Vamos a ver las Reebok Crossfit Nano pump 3.0.
Me lo he pasado genial con ellas, porque han acabado siendo mías y las he podido probar a gusto.

Oh, gran sorpresa negativa, pues en la mano me parecían otra cosa, es también una zapatilla pesada. 289 gramos tienen la culpa. Talla 43.

Lo segundo que me llamó poderosamente la atención en esta zapatilla fue la horma. Me llamó tanto la atención que saqué la plantilla para compararla con mi pie.
Esta circunstancia es muy interesante para todos puesto que cuando se diseña una zapatilla y se patenta el “molde” interno, es decir, la horma, se hace un diseño en planta, alzado y perfil de ese molde (horma). Bien, pues la plantilla es la planta de ese diseño y nos da una idea exacta de la forma interna de la zapatilla.

El resultado es muy visual. Es una zapatilla que respeta absolutamente cualquier tipo de pie, cualquier antropometría. Por supuesto la horma es recta y está perfectamente alineada con el contorno de un pie tipo, sin deformidades. Hasta ahora es la mejor horma de todas las zapatillas que he visto. Tiene matrícula de honor. Cabe destacar que Reebok tiene esta patente de horma y es la misma (básicamente) que usa en todos los modelos de Nano.

En el apartado de la flexibilidad de la zapatilla me he llevado otra gran sorpresa. Apostaba a una doble dureza como en el caso de la New Balance anterior y NO.


Para mi (grata) sorpresa es una zapatilla muy flexible. Y está carente de refuerzo alguno en el talón.

Lo primero que piensas es “vaya ¿qué estabilidad voy a tener con ésto que es como el chicle…?”
Enseguida me las calcé y probé algunos ejercicios de fuerza. Alguna sentadilla, alguna cargada, peso muerto… no noté en absoluto ningún tipo de inestabilidad. ¿La causa? Pues porque el pie no se mueve de la plataforma de la zapatilla. La zapa sigue el movimiento del pie y, lo más importante, estás realmente cerca del suelo. Muy pegado. El drop, que no lo he podido medir con exactitud, debe ser de unos 3 ó 4 mm como mucho. Probé después a traccionar cargas, correr en zig zag, nada. Si el pie prona la zapatilla prona, si supina el upper de la zapatilla te sigue sin problemas, la suela se dobla por cada punto que tu pie pide.

Pero amigos, ¡son unas PUMP! Habrá que hablar de ello… Antes del PUMP haré referencia al sistema de ajuste y el upper. Y la cuestión es que tiras de los cordones y la zapatilla se ciñe al instante. Fácil de ajustar y desajustar, rápidas. El upper es de tipo calcetín, sin lengüeta, todo de una pieza. El pie pasa y queda ya ajustado. Ciñes los cordones y todo perfecto. Pero si quieres soporte extra para tus cargadas y enviones o para tus saltos al cajón entonces ¡aprieta la bomba! Al dar aire se hincha un collarín que ajusta la parte superior y el talón de la zapatilla a tu pie. Y no pierde presión. Para eliminar el hinchado, simplemente se aprieta la válvula trasera. Un buen invento.

El upper no sé de qué está hecho. Tienes refuerzos de algún termoplástico que protege perfectamente de las abrasiones del material que habitualmente se usa en Crossfit o en entrenamientos de tipo funcional. Muy transpirable y agradable. Con una doble capa que permitiría sin problemas usarlas sin calcetines. Muy, muy cómodo.

La media suela de estas Reebok son muy comedidas y permiten tener una muy buena propiocepción. Son, como todas, de un EVA patentado por la marca. Del drop ya hemos hablado, y es que esta zapatilla es casi plana lo que permite el desarrollo articular natural.

La suela exterior es más blanda de lo que esperaba, con una tracción increíble tanto por la dureza escasa como por el tipo de dibujo. En el césped artificial parece que leves unos tacos.
Cómo no, tenemos una variación de dureza y dibujo en la parte del arco interno, una zona de presa para los ejercicios con la cuerda que permite “morder” la misma con muchísima seguridad. Es en esa zona más dura la suela, así que en cuanto dejamos de hacer presión la cuerda “corre” sin problemas dejándonos bajar con velocidad.

Una zapatilla que he podido probar con intensidad y que deja que los pies sean protagonistas. No hay que preocuparse de las zapatillas, ni de rozaduras, ni de presiones indeseadas. Ahora… no son perfectas, ¡ pesan casi 300 gramos !

Post Data: detallazo para los que tenemos un dedo gordo del pie, eso, GORDO. La pala anterior del upper tiene más espacio para este dedo y va decreciendo hasta el dedo pequeño. Es un grandísimo detalle de diseño.